Educación ecológica

Para Matt Shinderman, la docencia le resultó tan natural como salir al aire libre con su abuelo cuando era niño. Este instructor principal en el campus Cascades de la OSU combina en el trabajo su pasión por ambas actividades.

Matt Shinderman

Shinderman dicta cursos de todo tipo, desde ecología sobre especies en peligro hasta política y normativa ambientales. Su objetivo: ayudar a los estudiantes a ser un aporte en comunidades sustentables. Shinderman se cerciora de que ello sea así dándole a los estudiantes experiencias prácticas más allá de la sala de clases, como medir los efectos del trabajo de restauración de cursos fluviales, y guiarlos en la creación de proyectos propios que aborden las necesidades de sus comunidades.

Recientemente tuvimos la oportunidad de platicar sobre la docencia, un curso diseñado específicamente para la sustentabilidad y lo que lo motiva a continuar.

¿De dónde es? ¿Qué lo hizo decidirse por la ecología?

Soy oriundo de Fairfax, Virginia, un lugar que casi más lejos no podría estar. Pasé mucho tiempo con mi abuelo al aire libre, y creo que parte de esas influencias precoces marcaron mi pasión por la vida al exterior. Cuando estudiaba en la universidad, tuve profesores muy influyentes en el campo de la ecología y la biología de la conservación, lo cual solidificó mi interés por los ecosistemas.

¿Qué lo hizo decidirse a enseñar esos temas a los demás?

La docencia fue una circunstancia en la facultad de posgrado. Enseñé un poco cuando era estudiante de magíster y de verdad me gustó. Me llevaba bien con los estudiantes. Cuando fui adquiriendo más experiencia docente, se hizo obvio que era algo que deseaba seguir haciendo en el largo plazo.

¿Qué tipo de temas espera resolver con el trabajo que hace?

La respuesta sencilla sería salvar al mundo, pero eso sería un poco exagerado. Lo que realmente desearía hacer en este momento, particularmente con la docencia, es ayudar a resolver problemas comunitarios relacionados con recursos naturales comunes que solemos usar pero no analizar; y luego, en una perspectiva más amplia, ayudar a las comunidades a ser más sustentables.

Usted dicta un curso totalmente dedicado a la idea de las comunidades sustentables. ¿Puede contarnos más al respecto?

NR 350, Comunidades Sustentables, es una introducción interdisciplinaria a la teoría y práctica de la sustentabilidad.  A nivel conceptual, la clase asume un enfoque de tres aspectos básicos: el programa educativo debe integrar conceptos ecológicos, económicos y sociales.

El curso comienza con un módulo sobre teorías y conceptos contemporáneos de sustentabilidad, durante el cual los estudiantes aprenden sobre el desarrollo conceptual de la sustentabilidad y las estructuras dominantes que se usan por todo el mundo, como por ejemplo, Natural Step.

Tras el módulo inicial, el curso pasa a una modalidad de conferencias con invitados, en la que expertos del campus y de la comunidad presentan diversos componentes de la sustentabilidad, abarcando el desarrollo comunitario, herramientas y prácticas económicas, administración de recursos cooperativos, edificación ecológica y otros temas.
El avance de los estudiantes se evalúa principalmente mediante una propuesta de largo plazo para la cual desarrollan un proyecto relacionado con la sustentabilidad, diseñado para una empresa u organización local. Pueden concretar sus proyectos en el período siguiente en su práctica.

Algunos de los proyectos que han propuesto han sido trabajar con el Bend Golf and Country Club para desarrollar un amplio sistema de administración y abono a partir de desechos de comida. Un grupo de estudiantes también formuló un amplio protocolo de evaluación de la sustentabilidad para el distrito de Old Mill (OMD), un centro comercial de uso mixto en Bend. Esto requirió la colaboración del personal de OMD y de empresas individuales, en especial durante la fase de instauración, en la que los estudiantes realizaron una evaluación para REI.

¿A qué se dedican sus alumnos cuando se gradúan?

Nuestros estudiantes realizan muchas actividades. Algunos trabajan en consejos sobre líneas divisorias de aguas por todo el estado, y se desempeñan en múltiples proyectos de diversa índole relacionados con la adjudicación de derechos de agua. Otros se dedican a proyectos de restauración. Muchos trabajan en organismos federales o estatales de administración de tierras en diversas capacidades.

¿Qué es lo que más admira de sus estudiantes?

Creo que más allá de la inversión en su propia educación, nuestros estudiantes están ávidos de salir de la clase y participar en algunos de los proyectos reales que tienen resultados tangibles al final del día o al final del período académico. Tienen muchas ansias de salir e insertarse en los sistemas de los que hablamos en la clase.

Comments are closed.