Esmeralda Flores: Participación

La participación es el tema de la experiencia de Esmeralda Flores en la Universidad del Estado de Oregón. Sin el programa CAMP, no lo podría haber logrado.

El Programa de Asistencia Universitaria para Inmigrantes (CAMP) ofrece servicios de asistencia educativa, incluidas las iniciativas de extensión para los trabajadores agrícolas inmigrantes y temporarios elegibles y sus hijos, durante su primer año de enseñanza superior.

Flores

El primer empleo de Flores consistió en trabajar en el campo junto a sus padres y, cuando comenzó a asistir a Aloha High School, no estaba segura de qué haría después.

Los asesores de la escuela secundaria la orientaron para ingresar en la Universidad del Estado de Oregón y participar en el programa CAMP, y en una pasantía con el programa Camp Scholar Intern de University Housing and Dining Services.

Recuerda que se sintió abrumada cuando se enteró de que sería aceptada en todos: la universidad, el programa y la pasantía.

Ahora, al aproximarse al final de su experiencia en la Universidad del Estado de Oregón, Flores afirma que el programa CAMP fue invaluable.

“Sin el programa CAMP, no me hubiera enterado de las diversas oportunidades que ofrece el campus”, dijo. “No tendría los amigos que tengo ahora”.

El programa CAMP la ayudó con algunos de los aspectos básicos, como entender cómo obtener una especialización y cómo atravesar la universidad. Más importante aún, enriqueció su vida con experiencias culturales.

El grupo del programa CAMP en el que participó Flores visitó lugares, que muchos de sus compañeros no conocían, a pesar de haber crecido en Oregón. Acamparon en una yurta en la costa, y practicaron snowboard en el monte Hood.

Flores “Todos nos sentimos cómodos en estas experiencias porque allí todos sabían el origen de cada uno. Durante la infancia, no solemos tener ese tipo de oportunidades”, explica Flores.

Flores decidió especializarse en estudios sobre la mujer, el género y la sexualidad, y en sociología. Después de un año exitoso como novata, participó en la Asociación de Estudiantes Mesoamericanos (Meso American Student Association) y en el consejo de Memorial Union Program.

Viajó a Londres con el personal del departamento de estudios sobre la mujer, el género y la sexualidad, a Washington D.C. con la Facultad de Artes Liberales, donde escuchó el discurso de Michelle Obama, a Colombia para una oportunidad de aprendizaje adquirido a través del servicio, y a Cuba para estudiar en el extranjero.

“Cuando comencé a estudiar aquí en la Universidad del Estado de Oregón, nunca me imaginé que podría hacer tantas cosas”, afirma Flores.

Y desea que los futuros estudiantes tengan estas mismas oportunidades. La meta a largo plazo de Flores es trabajar para una organización sin fines de lucro para ayudar a los demás de una manera u otra, de la misma forma en que el programa CAMP la ayudó a ella.

“Actualmente, sigo explorando las diferentes áreas y mi programa me ofrece muchas perspectivas”, expresa. “Y, en algún momento, deseo asistir a la facultad de posgrado. Siempre que disfrute lo que hago y esté comprometida con ayudar a los demás, no me importa cuánto dinero gane”.

Comments are closed.