Bienvenido a la familia

El escenario: los estudiantes con camisetas de colores llamativos se sentaron en el Salón conmemorativo de la unión, dándoles la bienvenida a padres, hermanos y al amplio número de familias de los estudiantes de la Universidad del Estado de Oregon(OSU) con una gran sonrisa. Los voluntarios repartieron programas y camisetas mientras las familias exploraron un feria de recursos y conversaron con los estudiantes y sus amigos.

Mi Familia Weekend

El Fin de semana Mi Familia al OSU

Debe haber sido uno de los tradicionales fines de semana familiares del estado de Oregon pero con una importante diferencia: todas las presentaciones, carteles y conversaciones eran en español.

Este arreglo único fue parte del Fin de semana Mi Familia, el primer fin de semana anual de la familia latina del estado de Oregon. A pesar de que el estado de Oregon posee una extensa cantidad de estudiantes latinos y de que existen muchos recursos en el campus para beneficiar a los estudiantes latinos de aquí, los eventos que específicamente dan la bienvenida a sus familias al campus son poco comunes.

Aryln Moreno Luna quiso cambiar eso.

Su idea del Fin de semana Mi Familia comenzó en otoño del 2010 cuando Moreno se notó que su madre nunca había visitado la universidad. Ella le preguntó a sus amigos latinos si sus padres habían visitado el campus.

“Ellos dijeron, ”No, solo me dejan en la habitación y con suerte me

me vendrán a buscar en la graduación'”, dice Moreno Luna. “Pensé, ‘¿no sería lindo si tuviéramos un fin de semana como el fin de semana de mamá y papá pero en español e inglés?'”

Un plan en acción

Más de 18 meses después de arduo trabajo, Moreno Luna vio como su visión cobró vida. Con la ayuda de un generoso obsequio de la oficina de Larry Roper, vice rector de asuntos estudiantiles, Moreno Luna y un comité de voluntarios recolectaron fondos, planificaron actividades y colaboraron con las organizaciones del campus y la comunidad de Corvallis para traer a más de 160 familias latinas a la OSU un fin de semana de abril.

Varias familias fueron al campus por primera vez y disfrutaron de las presentaciones y las visitas guiadas en español y también de las comidas y actuaciones, todo de forma gratuita. A diferencia de la mayoría de los eventos familiares de la OSU, el Fin de semana Mi Familia no tuvo costos asociados para así fomentar a las familias a asistir sin ocasionarles un costo financiero.

El resultado fue exactamente lo que Moreno Luna esperaba. Los padres, abuelos, hermanos y un gran número de familias pasaron el fin de semana en la OSU, aprendiendo sobre el campus y la vida diaria de sus estudiantes.

“El evento es útil porque mi hijo y yo podemos escuchar las historias de otras familias y sus estudiantes y las dificultades que tuvieron”, dice Jesús Lopez que asistió al Fin de semana Mi Familia con su hijo, un estudiante de primer año. “Lo ayuda a sentir que él también puede lograrlo”.

Ayudar a que las familias se sientan como en casa

Dahlia Casimiro, quien asiste a los eventos de la OSU desde hace seis años para brindar apoyo a su hija, ahora un estudiante de posgrado, dice que ella vio más familias latinas en el Fin de semana Mi Familia que nunca antes en la universidad.

“Cuando comenzamos a venir, casi no veíamos padres latinos aquí. pero ahora vemos que más padres vienen”, dice Casimiro. “Durante los últimos seis años la atmósfera fue acogedora y positiva. Cada vez que venimos pensamos que están mejorando”.

Tener un evento presentado en español, dice Casimiro, es otra mejora que demuestra cómo la universidad aloja cada vez mejor a los padres latinos.

“Me hace sentir más bienvenida”, dice ella. “No todos hablan en inglés y a veces muchos de los padres son tímidos. Es difícil porque nuestra cultura es muy diferente. Varias familias se sienten cómodas porque pueden ser tímidos y pensar que no serán aceptados como iguales”.

Los padres que se quedan en casa debido a sus barreras culturales son aquellos que más espera atraer Moreno Luna. Cuando los padres no visitan la OSU, dice ella, los estudiantes no sienten que tienen el apoyo completo de sus padres.

“Deseo que sientan que la comunidad latina está apoyada y que aquí tienen recursos”, dice Moreno Luna. “Es muy importante porque si los padres se siente bienvenidos, van a sentir que sus hijos se sienten bienvenidos aquí también”.

Buenos ejemplos

Para recalcar el ambiente alentador, el Fin de semana Mi Familia posee presentaciones y puestos informativas de los diferentes grupos del campus que se centran en el desarrollo cultural y académico. Las figuras latinas exitosas de la comunidad brindan discursos de los temas fundamentales a las familias y a los estudiantes, entre las que se incluyen el Fiscal del distrito del condado de Benton John M. Haroldson y  Gianluigi Benvenutto, director interino de CASA Latina de la OSU.

“Los temas fundamentales son muy útiles porque incorporan a las familias, nos cuentan que podemos apoyar las carreras que nuestros hijos estudian”, dice Casimiro.

Moreno Luna dice que los oradores elegidos fueron aquellos cuyas historias podían inspirar a que los estudiantes persigan sus propios sueños aunque sean distantes.

“Ver a alguien como Gianluigi, que comenzó trabajando en el campo, luego obtuvo su GED (desarrollo educativo general) y su título, es alentador”, dice Moreno Luna. “Se puede ver que esto es posible, se puede alcanzar lo que desea hacer”.

Generaciones de educación

La diversidad de los miembros familiares en el Fin de semana Mi Familia, abarca desde hermanos pequeños, sobrinas y sobrinos a tíos, tías y abuelos, lo que enfatiza que para muchas familias latinas, la educación es un asunto familiar.

“Mi hija trae a toda su familia a los eventos”, dice Casimiro. “Ella es la más grande de todos sus primos y en la universidad, y ella dice ‘hago esto porque siento que necesito ser un ejemplo para ellos’. Creo que ella siente una presión de ser un ejemplo a veces, pero también pienso que es bueno para ellos porque la incentiva a hacerlo y es bueno para el resto de la familia”.

Israel Salgado, un estudiante de penúltimo año de administración comercial, dijo que fue la influencia de su hermana mayor que lo transformó de ser un estudiante sin interés en la secundaria a un estudiante sumamente cumplidor y comprometido en la OSU.

“Tener un hermano mayor, es como un ejemplo porque mis padres no tienen educación”, dice Saldago. “Es una motivación que nos impulsa y tener ese coraje interno para continuar porque siempre habrá obstáculos y como personas nosotros siempre tendremos que sobrepasarlos para continuar”.

El Fin de Semana Mi Familia fomentó la unión familiar en la educación, con oradores que debatieron sobre las oportunidades de las futuras generaciones de estudiantes y hasta sugirieron que los mismos padres pueden alcanzar títulos en la OSU.

Hacia el futuro

Moreno Luna volverá a la OSU el próximo año como un estudiante de posgrado. Ella y su coordinadora AnnaRose Adams, quien continuará su trabajo como un estudiante graduado en ciencias terrestres, ya tienen planes de organizar de nuevo un Fin de semana Mi Familia en el próximo mayo y capacitará a dos estudiantes para que tomen sus puestos en el 2014 para asegurar la continuación del evento.

Para Moreno Luna, fue emocionante ver el éxito del Fin de semana Mi Familia pero la mejor recompensa fue la gratitud de las familias. Otra madre, dice Moreno Luna, viajó al campus desde California para el fin de semana con una ayuda brindada por el comité de planificación del Fin de semana Mi Familia. Luego del evento, ella agradeció a Moreno Luna, diciéndole que se sentía más segura de que su hija estudie en la OSU luego de visitarla en el campus y que iría a casa feliz.

“Verlos al final solo agradeciéndote por hacer esto porque nunca habían estado en el campus fue algo maravilloso”, dice Moreno Luna. “Se puede notar que realmente lo necesitan”.

 

Comments are closed.